fbpx
@ Edu Gorostiza

All you need is love & sushi

Aunque no está reconocido por la ONU, el 18 de junio se celebra internacionalmente el día del Sushi, gracias a la iniciativa en 2009 de un administrador de una página en Facebook de amantes del sushi, donde se sugirió este día para homenajear uno de los platos que tantos seguidores tiene.

Cuando hablamos de sushi no nos referimos al pescado crudo, como una gran mayoría piensa, sino a la mezcla del vinagre, azúcar y arroz que acompañan a otros ingredientes y que, originariamente, se utilizaba para conservar el pescado, para su posterior uso o consumo. Aunque si bien es cierto, todavía hay algunos reticentes a probar este manjar, la cocina japonesa, y el sushi en particular, llegaron hace un par de décadas para quedarse.

Makis, Futomakis, Uramakis, Temakis, Gunkan, Nigiris.. todas son variaciones del sushi, ya que incorporan el arroz en sus creaciones pero, ¡ojo!, el sashimi, usuzukuri o tartar no son sushi, aunque lo disfrutemos igual y lo incluyamos en el mismo “saco”.

Un día como hoy no encontramos mejor excusa para hacer un repaso por algunos restaurantes de la isla donde disfrutar del buen sushi, aunque no sean expresamente restaurantes japoneses. Algunos de ellos incorporan estas elaboraciones japonesas en sus cartas utilizando el producto local, otros fusionan cocinas dando lugar, por ejemplo, a la cocina nikkei, y otros nos transportan a un izakaya, las famosas tabernas japonesas.

Mucho ha llovido desde que allá por el 2004 se inaugurara en Tenerife uno de los primeros restaurantes con cocina japonesa, Sukothay, que tenía su hermano mayor en Madrid y que llegaba con fuerza a la isla a dar a conocer su carta, mitad japonesa, mitad tailandesa. Quizás fueron algo precoces, aterrizaron en un momento en el que “eso de comer pescado crudo” no estaba aun muy de moda.

No como ahora, que los amantes del sushi pueden disfrutar de esta comida en casi todos los puntos de la isla. Entre ellos, Aiko Sushi, que se ha convertido en un referente en Santa Cruz con Orlando Rujano al frente. Imprescindible sus makis, como el Aiko y el Mizumi.

Una de las novedades en la capital tinerfeña es el restaurante Tagami, del chef Tadashi Tagami, que tras pasar por las cocinas del Kazan y del Abikore, en San Andrés, justo antes del confinamiento nos anunciaba que abriría un local en el corazón de Santa Cruz, y que ya podemos visitar.

El Maguro es una de las opciones más consolidadas para los amantes del sushi y de los restaurantes japoneses que mayor tiempo llevan abiertos. Siempre es un acierto, y los nigiris, como el de huevo frito y trufa, o el Spicy tuna roll, nos encantan.

No podemos olvidarnos del Kazan, que trajo a Santa Cruz la primera y única estrella Michelin de la localidad y que ha mantenido gracias a la calidad de su materia prima. Una cocina má allá de la japonesa, muy fusionada pero sin olvidar la tradicional y con una excelente materia prima. Sus makis, gunkan o nigiris siempre sorprenden, aunque los comas una y otra vez. El maki de carabinero y los gunkan de camarones, o de erizo, un capricho para el paladar.

No podemos olvidarnos de Jaxana que, aunque en sus orígenes con Nacho Hernández viajamos por todo el continente asiático a través de su carta, en su última etapa le han dado un protagonismo especial a la cocina nipona con la incorporación del chef japonés Mitsuru Maeda a principios de año.

Si nos damos una vuelta por el norte de la isla, tenemos que hacer una parada en Izakaya LO, donde hay que pedir platos para compartir al más puro estilo de una taberna japonesa y dejarse aconsejar por su chef, Cristo Hernández. Justo hoy, día internacional del sushi, vuelven a la carga y abren de nuevo el restaurante tras el obligado parón, aunque ellos no han parado, fueron de los primeros que se lanzaron al take away y servicio a domicilio desde el Puerto de la Cruz hasta nuestras casas.

Si tomamos el otro sentido y paseamos por el sur, estamos deseando que abran pronto nuestros restaurantes japoneses preferidos una de las zonas más turísticas de la isla. Algunos de ellos situados en alguno de los principales hoteles, como el San Hô, en el hotel Royal Hideaway Corales cuya cocina nikkei acompañada del producto local hacen que Tenerife, Japón y Perú se fusionen para no dejar indiferente a nadie.

De las seis estrellas que ostenta Tenerife, dos corresponden a restaurantes japoneses, y el Kabuki es uno de ellos, situado en el Ritz Carlton Abama. Su chef, David Rivero, ofrece una cocina elegante, donde el producto es el protagonista, que, en sus manos, se convierte en toda una delicia. Es otro de los caprichos que merece la pena darse.

Pero fuera de los hoteles, si andamos por La Caleta, merece que paremos en KAI, que recientemente ha renovado su concepto de cocina, redirigiéndola a un concepto nikkei y a los izakayas, con un concepto de taberna japonesa pero con una decoración que nada tiene que ver con ellas. Es sin duda uno de los restaurante más bonitos de Tenerife, elegante y acogedor.

Si nos paseamos por la Milla de Oro del sur de Tenerife, es imprescindible parar en The Oriental Monkey y disfrutar del sushi que elabora el maestro Zong Zhang. Estamos ansiosos por verles abrir de nuevo.

Por último, aunque no tiene nada que ver con un restaurante japonés, El Bejeque, en La Laguna, recorre las cocinas del mundo pero con producto local y tiene fueras de carta dignos de la cocina nipona, algunos de sus makis, como el de atún picante, son una perdición.

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú