fbpx
@Álvaro Alonso

Ha nacido una estrella… ¡de mar!

Con tan solo 16 años, Melania Suárez es una de las grandes promesas del surf a nivel internacional. Campeona de España en categoría absoluta, lleva más de 10 años encima de una tabla. Y es que en Punta del Hidalgo, el pueblecito a orillas del mar que la vio nacer, “todo el mundo hace surf… Salgo de casa con el neopreno puesto y mi tabla de surf y en cinco minutos estoy en el mar cogiendo olas”, afirma sonriente.

Su padre, su madre, sus tíos y su hermano son surferos. Ellos fueron quienes le enseñaron: “de pequeña, uno de mis padres me empujaba para coger la ola y el otro me esperaba en la orilla para ayudarme”. No pasaba del metro veinte y ya estaba picándose son su tía para ver cuál de las dos hacía las mejores maniobras.

Pero no es fácil compaginar deporte y estudios, Melania tiene que aplicarse mucho y “sacar tiempo como puede”. En 2019, estuvo fuera de casa cinco meses entre viajes y competiciones: Australia, Florida, California, Francia o Portugal fueron algunos de sus destinos. “Cuando estaba en el instituto los profesores no ayudaban mucho”, explica decepcionada.

La joven surfista, que ahora se ve obligada a estudiar a distancia, es una alumna brillante. Se levanta temprano para hacer sus tareas y así poder surfear. Según ella misma cuenta, si tiene muchos deberes prefiere cerrar las cortinas para no ver las olas. “Si suspendo se acaba todo, los viajes y las competiciones. Además, en verano no quiero estar estudiando, es cuando más pruebas hay”.

Su última aventura fue en Hawaii, donde ella y varias chicas más de todo el mundo acudieron invitadas por la marca Rip Curl, uno de sus patrocinadores. Durante el evento, además de surfear muchas olas y disfrutar del paradisiaco destino, se llevaron a cabo sesiones de fotos y vídeo para la promoción de sus productos.

Y es que pese a su edad, la canaria cuenta con ocho patrocinadores, cuyas pegatinas forran su tabla de surf. Aunque nos confiesa que no ha sido nada fácil: “mi padre se pasa horas en reuniones para tratar de conseguirme sponsors”.

Su objetivo a corto plazo es terminar entre las dos primeras el Pro Junior Europeo, uno de los torneos más prestigiosos Sub18, que le daría acceso para competir a nivel mundial representando al viejo continente. “Terminé tercera la última vez, me quedé a las puertas, así que a la próxima tengo que conseguirlo”, comenta. Y a largo plazo, su sueño sería poder participar en unos Juegos Olímpicos, ahora que el surf debutará en las próximas olimpiadas que se celebran en Tokyo, aunque entiende que es algo muy complicado.

Por ahora, Melania va paso a paso. Cuatro puntos en la nariz y dos grapas en la cabeza de una caída en Cantabria, le recuerdan que el deporte que practica no es fácil. Por eso lo que más valora es que debe seguir disfrutando y sintiendo la misma pasión que siente cada vez que entra en el agua, para alcanzar todas sus metas.

 

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú