Tres cócteles para sobrellevar los días de calor

Todos nos hemos imaginado en una playa con nuestro cóctel en la mano, el sol en la cara y la brisa marina relajando nuestros sentidos. Los cócteles son sinónimo de verano, de frescor y risas con nuestros amigos. Pero no hay que irse a la playa para disfrutar de una refrescante bebida, es más, puedes convertirte en el mejor anfitrión si recibes a tus visitas con un mojito en mano en estos días de calor. Prepara tu jardín, tu terraza o tu balcón porque te traemos las recetas de algunos de los muchos cócteles que reinaron y reinan en el mundo (y sobre todo, por lo fácil que es hacerlos en casa). 

Mojito

© Zambra SkyBar

Es el cóctel por excelencia y es que el primer mojito tumbados en la playa inaugura el verano. Pero, ¿de dónde viene esta refrescante bebida que todos conocemos? No se puede confirmar con seguridad, pero la historia cuenta que se creó a manos de un corsario inglés llamado Sir Francis Drake que decidió mezclar aguardiente (de muy mala calidad, todo hay que decirlo), azúcar, limón y menta. A finales del siglo XVI, el alcohol ayudaba a mantener el calor, el limón servía contra el escorbuto (deficiencia de vitamina C) y la menta ayudaba a que la mezcla no fuera tan difícil de digerir.

Al principio fue utilizado por piratas y navegantes para combatir males estomacales y, obviamente, el calor abrazador del Caribe. Pero, cuando la producción de ron comenzó a ser más refinada, este sustituyó al aguardiente como ingrediente principal de lo que, por entonces, se conocía como “Draquecito”.

Ingredientes:

2 cucharaditas de azúcar moreno

8 hojas de hierbabuena o menta por vaso

30 ml de zumo de lima

60 ml de ron cubano

1/2 lima en rodajas

120 ml de soda

Hielo picado

Preparación:

En un vaso mezcla el azúcar con con las hojas de hierbabuena o menta y machácalas con ayuda de un mazo de mortero o un objeto similar (pero no en exceso para que las hojas no se rompan y te las tragues al beber).

Exprime la lima. Echa el zumo en el vaso y revuelve para que el azúcar se disuelva con el líquido.

Añade el ron (la cantidad es al gusto, dependiendo del sabor que le quieras dar).

Agrega el hielo picado hasta que casi rebose en el vaso.

Finalmente, incluye la soda hasta llenar el vaso.

Caipirinha

© Monkey Beach Club

¿Qué mejor plan que saborear Brasil desde nuestra propia casa o desde una terraza? Porque la caipirinha nos traslada al país de los colores y el ritmo. Como con nuestro anterior cóctel, su origen no es del todo exacto, pero existen muchas historias que se lo atribuyen a un tal Paulo Vieira, que dio con la receta de esta bebida cuando sus trabajadores enfermaron de gripe española. En aquella época, el cóctel estaba muy lejos de ser la rica bebida que conocemos en la actualidad, pues se creaba con lima, ajo, miel y alcohol. Con el paso del tiempo, tanto el ajo como la miel empezaron a ser sustituidos por azúcar y siempre está acompañada por una gran cantidad de hielo triturado.

Comenzó como una bebida típica de São Paulo, pero fue ganando fama hasta convertirse en la bebida brasileña por excelencia y ser consumida en todo el país y en el resto del mundo.

Ingredientes:

Cachaza

2 cucharaditas de azúcar moreno

2 limas

Hielo picado

Preparación:

Lavamos y cortamos las limas por la mitad (quitamos la parte central porque suele amargar la bebida) y las volvemos a cortar por la mitad para obtener varios cuartos de lima.

Echamos el azúcar en los vasos y una lima en cada uno de ellos.

Machacamos la lima junto con el azúcar con un mazo de mortero o un objeto similar.

Añadimos la cachaza (siempre al gusto)

Incluimos el hielo picado hasta que rebose en el vaso, dejamos reposar unos minutos para que la mezcla se enfríe y, ¡a disfrutar!

Daquiri

© Carisma

En Santiago de Cuba existe una playa del mismo nombre que esta exótica y rica bebida. Allí, a finales del siglo XIX, vivía un ingeniero estadounidense llamado Jennings Cox que trabajaba en una mina de hierro que ahí se encontraba. La historia cuenta que Cox recibió en su casa a algunos amigos y al intentar preparar algunos refrigerios para hacer frente al abrasador calor, se dio cuenta de que no tenía ginebra así que decidió improvisar. Sacando su creatividad a relucir, utilizó ron blanco santiaguero y, para bajarle la intensidad, añadió limón y azúcar. Un buen amigo del ingeniero, Giacomo Pagliuchi, lo bautizó como la playa en la que se encontraban en ese momento: Daquiri.

Poco a poco, esta bebida se fue extendiendo por todos los bares de Cuba hasta convertirse en una bebida aclamada nacional e internacionalmente.

Ingredientes:

50 ml de ron blanco

25 ml de zumo de lima

1 cucharada de azúcar

Hielo

Preparación:

Utilizando un vaso medidor añadimos en una coctelera una parte del zumo de lima, el azúcar y dos partes de ron blanco (en este orden).

Añadimos cuatro o cinco cubitos de hielo.

Tapamos y agitamos la coctelera durante 15 segundos.

Servimos con la ayuda del filtro de la coctelera o con el colador.

Aunque no está mal aprender a hacer tus propios cócteles, a veces preferimos dejarnos llevar por un experto en el tema e ir a algún bar o terraza y mimarnos. Por eso, te recomendamos algunos de los muchos sitios que hay en Tenerife para despejarte mientras te tomas alguno de estas (u otras) bebidas:

Zambra SkyBar

Desde el cielo del hotel GF Victoria, disfruta de una coctelería de autor mientras te deleitas en el atardecer sobre la isla vecina de La Gomera.

El mirador de Monkey Beach Club

Recientemente han abierto esta nueva zona de mirador que está situado sobre la playa de Troya y donde puedes disfrutar de cualquiera de estos tres cócteles en el centro mismo de las Américas.

Roca Negra Sunset Club

Relájate con uno de estos cócteles en la mano mientras los últimos rayos de sol se despiden de ti. La amplia oferta de bebidas que ofrecen en roca Negra Sunset Club no te dejará indiferente.

Carisma

Petar Grishev es uno de los cocteleros más conocidos de la Isla y todo un profesional. Lo demuestra en su oferta de cócteles, tan parecidos y a la vez diferentes por su trato especial en todo lo que crea.

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú