I’m a… tiktoker

Millenials, Generación Z e, incluso, Boomers han encontrado un punto en común durante los últimos meses. Humor, risas y unión entre personas de distintas partes del mundo se juntan en una aplicación que no conoce fronteras y donde la originalidad en 15 segundos ondea como bandera. ¿Aún no sabes de qué estamos hablando?

Colocándose por encima de Instagram, TikTok alcanzó las 1500 millones de descargas y está en el puesto número uno de aplicaciones de entretenimiento. Aunque la edad media de sus usuarios estaba entre los 13 y los 20 años, en los últimos meses se ha convertido en una plataforma que no conoce límite de edad. Asimismo, los indios dominan la escena puesto que en el país se contabilizaron 190 millones de descargas.

TikTok se ha convertido no solo en una plataforma de entretenimiento para la sociedad sino también en un instrumento publicitario para empresas que quieren ampliar el nexo de unión con sus clientes. Es una herramienta dinámica que permite interactuar con el público a través diferentes formatos y el más destacado es la aparición de anuncios que se confunden con el propio contenido mientras el usuario recorre la aplicación. De esta forma, gracias al auge de esta y otras apps, China se convierte en el gigante tecnológico por excelencia, dejando muy atrás a sus competidores.

Pero, como en muchas otras ocasiones, este tipo de contenido genera inseguridades en ciertos grupos de población. La incertidumbre, en este caso, nace del hecho de que TikTok convive paralelamente con Douyin, una plataforma muy similar pero que solo puede ser utilizada en China, mientras que la primera solo es accesible en el extranjero. ¿Por qué? Todo está basado en la política de censura existente por parte del gobierno chino lo que hace que el resto del mundo recele sobre el verdadero objetivo de TikTok. En Estados Unidos, los senadores Tom Cotton y Chuck Summer llegaron a poner en juego a los servicios de inteligencia para que vigilaran la actividad de la plataforma defendiendo la posible puesta en marcha por parte de China de algún tipo de operación en el país norteamericano. Aunque ese no ha sido el único golpe que ha recibido ByteDance, la empresa creadora, ya que este año tuvo que pagar 5.7 millones de dólares por recolectar datos de menores de edad de manera ilegal.

Sin embargo, esto no ha supuesto un problema para la mayor parte de los usuarios que siguen haciendo uso de la aplicación diariamente y disfrutan creando y compartiendo el contenido generado en la misma.

“Una vez que entras en la aplicación te entretienes con mucha facilidad”

Todo aquel que haya decidido descargarse TikTok, ya sea como ojeador o como creador de contenido, tiene una melodía fija en su cabeza: I’m a Savage… Y lo hayamos repetido frente a la cámara o no, los pasos de este famoso trend se han bailado delante del espejo, mientras cocinábamos y hasta paseando al perro.

Como explican Alexander Miranda y Andrea San Juan, dos firmes seguidores, la cuarentena se convirtió en la musa de muchos de los usuarios de la app y fue la culpable de gran parte de las descargas en esos meses, entre los que ellos mismos se encuentran. Y es que no hay duda, la capacidad que tiene TikTok para atraer a las personas hace que “una vez que entras en la aplicación te entretienes con mucha facilidad y, cuando te das cuenta, ha pasado una hora”. Pero, ¿qué es lo que tanto les atrae? “Es difícil escoger solo una cosa que destaque ya que en los vídeos puedes convertirte en tu actor favorito, crear historias (o povs) en los que otros pueden participar, bailar, crear humor…”

Además, gracias a tus propios likes, el algoritmo de la aplicación te acerca a una comunidad de personas que él cree que comparten tus mismos gustos y, de esta forma, en “para ti” te aparecerán vídeos según tu estilo y preferencias. Está claro, algo tendrá que tener TikTok para atraer a tanta gente alrededor del mundo.

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú