© Instagram Casa Cacao

Un hotel con sabor a chocolate

Si siempre habías soñado con encontrar un billete dorado en una tableta de chocolate y conocer el maravilloso mundo de Willy Wonka, ahora estás más cerca que nunca de convertirte en Charlie Bucket. El casco viejo de Girona ha adquirido recientemente su propia fábrica de chocolate.

Entre lonjas y pequeños tesoros de cacao es donde comenzó todo. Casa Cacao es el nuevo proyecto de los hermanos Roca. Este negocio reboza dulzura y une una chocolatería con obrador a la vista junto a un hotel boutique con una terraza con vistas a su ciudad.

El nuevo proyecto de la familia de El Celler de Can Roca surge a raíz de la pasión del repostero Jordi y el sueño de la esposa de Joan Roca, Anna Payet. Un hotel coqueto de 15 habitaciones, donde despertarás con el olor del tueste de las habas de cacao, y una chocolatería en la que podrás percibir desde sus cristaleras la transformación y belleza de este producto.

© Instagram Casa Cacao

Para ello, Jordi Roca se embarca en un viaje a los orígenes del cacao hasta las profundidades de la selva amazónica. Ahí conoció de primera mano las características de su cultivo, lo cual permitió que diera un giro a su trabajo creativo cuando se encontró de vuelta en su taller. “En Casa Cacao adquirimos los granos directamente a pequeños productores o cooperativas; manteniendo esta relación directa podemos ayudar a las comunidades locales creando un círculo perfecto de desarrollo sostenible entorno al Cacao”, cuentan a través de las redes de Casa Cacao.

Además, para conocer al completo este paraíso, cuentan con una tienda que te hará sucumbir a los placeres chocolateros, a través de a lo que ellos denominan chocolatessens. Completamente creativos y envueltos en un packaging que se genera a través de un proceso de reciclado de las fibras del cacao, estas delicias se han convertido en el regalo ideal.

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú