Andrés Acosta, Moda Sostenible

Ser hijo de padres artistas y crecer rodeado de mujeres habilidosas en los tradicionales bordados en seda de la isla de La Palma, apuntaba  a que el camino de Andrés Acosta estaba predestinado, desde pequeño, hacia el mundo de la moda. Si haber cumplido la mayoría de edad, coge sus maletas y emigra a Madrid donde, tras finalizar su carrera, trabaja como estilista y director de moda en la revista Condé Nast Traveler.

Con el mundo a sus pies gracias a su trabajo, a su lista de ciudades visitadas se suman rápidamente nuevos destinos en los que siempre encuentra un aprendizaje y una fuente inagotable de inspiración. En su maleta, las creaciones de sus ídolos viajan con él alrededor del mundo para vestir a muchas de las modelos o actrices que de niño veía en las revistas de moda su madre. Son sus viajes a París los que le acercan al universo de la alta costura y donde surge el verdadero flechazo y el empujón definitivo para dar sentido a su sueño: convertirse en diseñador.

La Presencia Divina, su primera colección, estaba inspirada en el mundo estelar y desde ese preciso momento empezaron a brillar sus diseños. Estrellas como Petra Nemcova, Tülin Sahin, Clara Alonso, Bibiana Fernández, Ariadne Artiles, Marta Ortiz o Mónica Cruz, han sido algunas de las musas que han deslumbrado con sus creaciones en eventos internacionales. Paris Hilton además fue mucho más allá, le contrató para que fuera su estilista durante su estancia en Ibiza en el verano de 2017, tras haber paseado un modelo del diseñador por el Grand Prix de Dubai.

Metanoia es el nombre con el que en 2018 presenta su segunda colección, una propuesta que se tiñe íntegramente del color fetiche del diseñador, el violeta. Un viaje introspectivo que representa todo lo que le impide desplegar la alas al ser. La colección se presenta en el hotel Santo Mauro, en Madrid, y posteriormente en el emblemático hotel Intercontinental Grand París, en el marco de la semana de la Haute Couture.

El nuevo concepto de Conscious Couture marca un nuevo camino en la carrera del diseñador con el firme propósito de alinear su visión hacia una producción cada vez más sostenible, y en el Festival de Cine de Cannes de 2018 acepta el reto #greencarpetchallengue, promovido por la fundación Eco Age donde crea para la modelo Petra Nemcova un vestido sostenible de seda natural GOTS (certificado de producción textil ecológica) y bordado a mano con más de 4.000 cristales de Swarovski libres de plomo.

También en los Green Carpet Fashion Awards, la gran celebración de la sostenibilidad que refleja el compromiso de las empresas de moda de lujo, Cristina Pedroche, quien ya luciera un diseño de Andrés en las Campanadas de 2018, pisó la alfombra verde con un modelo de la nueva colección del diseñador, ΛWΛRΛ.

Esta nueva propuesta del embajador del sello Isla Bonita Moda, ΛWΛRΛ, rinde homenaje a su isla natal, La Palma, y a la herencia de los awara -población aborigen de la isla-, que inspira en esta ocasión al diseñador a través figuras femeninas como Acerina, Guayanfanta o Gazmira, mujeres que hoy conocemos, gracias la historia, como fuertes guerreras que defendieron su tierra durante la conquista por parte de la Corona de Castilla entre los años 1492 y 1493.

La base de los vestidos se ha confeccionado con seda natural orgánica certificada GOTS. Los bordados, totalmente artesanales, evolucionan hacia una geometría más definida en la que la que se contagia de los característicos petroglifos y grabados en cerámica de la población awara. El cielo y sus estrellas, que es uno  de los principales referentes del creador y así lo muestra en sus colecciones anteriores, vuelven a estar presentes en esta muestra. El negro base de los tejidos, un símil a la arena negra volcánica de la isla, se salpica con el exclusivo brillo de cristales de Swarovski, libres de plomo. Andrés afianza su compromiso con la ecología reutilizando además, stock de cristales y pedrerías de sus colecciones anteriores.

La exclusiva presentación de la colección tuvo lugar a finales de septiembre en el emblemático hotel Hacienda de Abajo. A la isla de La Palma acudieron las modelos Clara Alonso, Marta Ortiz y Cristina Tosio, que lucieron en primicia varias prendas de la nueva colección. La muestra desveló a los invitados un gran avance de la colección a través de una exhibición rodeada de numerosas piezas de arte y obras pictóricas realizadas exclusivamente para la ocasión.

En el imponente entorno del Roque de los Muchachos, ubicado a más de 2.400 metros de altitud, se dieron cita las musas y amigas del diseñador. Rodeadas de la infraestructura científica más importante de España y una de los más importantes de Europa, Clara, Marta y Cristina se metieron en la piel de tres musas aborígenes para dar a conocer un nuevo proyecto en el que la isla de La Palma, su historia, su naturaleza y su cielo único en el mundo inspiran al creador canario.

Un lugar estratégico y perfecto para la ocasión e íntimamente ligado al compromiso sostenible del diseñador, ya que los trabajos realizados en el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos contribuyen a la protección del cielo oscuro como patrimonio de la sociedad canaria y de la humanidad, así como en la limitación de la contaminación lumínica.

“Si cuidas las raíces del árbol, sus ramas alcanzarán las estrellas”, es el mensaje claro que lanza el diseñador Andrés Acosta al presentar su última colección, “un homenaje a mi tierra, la isla canaria de La Palma”, culmina el embajador de Isla Bonita Moda.

 

 

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú