© Nicolas Genin/ Wikimedia Commons

Julianne Moore, la reina carmesí

Nadie lo pone en duda: es una de las mejores actrices del mundo. Esta estadounidense de origen escocés ha cimentado su prestigio trabajando tanto en filmes de Hollywood como en el cine independiente. Ha ganado un Oscar y dos Globos de Oro y, en 2015, la revista Time la eligió como una de las personas más influyentes del mundo. Dentro de poco la veremos en The Woman in the Window y en The Glorias: A Life on the Road.

Después de estudiar en la Universidad de Boston, Julianne Moore (3 de diciembre de 1960, Fort Bragg, Carolina del Norte, EE.UU.) comenzó su carrera en el culebrón As the World Turns, pero fue Robert Altman quien le dio su primera gran oportunidad en Short Cuts (1993). Sus primeras cuatro candidaturas al Oscar llegaron con Boogie Nights (1997), The End of the Affair (1999), Far from Heaven (2002) y The Hours (2002). Otros títulos memorables de su carrera son The Big Lebowski (1998), Magnolia (1999), Hannibal (2001), Children of Men (2006), A Single Man (2009), The Kids Are All Right (2010) y Crazy, Stupid, Love (2011). Ganó un Emmy por su retrato de Sarah Palin en el filme para televisión Game Change (2012). Dos años más tarde, consiguió el Oscar, el Globo de Oro y el BAFTA a la Mejor Interpretación Femenina Protagonista por su conmovedora encarnación de una enferma de Alzheimer en Still Alice y el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Cannes por Maps to the Stars.

“Me gustaría decir que soy impermeable a los premios y al reconocimiento, pero realmente no lo soy. Son tus compañeros quienes reconocen lo que haces, y eso significa algo. Al principio trabajaba en telenovelas mientras intentaba hacerlo en Broadway o en buenas películas. Y eso no sucedía, así que pensé que posiblemente esa sería mi carrera. Pero, a principios de los 90, hice Vanya on 42nd Street y Short Cuts y, de repente, me convertí en una actriz de cine independiente con toda la credibilidad que eso conlleva”, dice.

Este año ha estrenado tres películas: Gloria Bell, versión estadounidense de un filme chileno; Bel Canto, un thriller en el que interpreta a una cantante de ópera, y After the Wedding, donde ha trabajado a las órdenes de su marido, Bart Freundlich.

“Fue un desafío porque en casa hablábamos del proyecto todo el día: por la mañana, por la noche, durante la cena, en la cama… Así las 24 horas. Al final decidimos hacerlo, aunque teníamos ideas diferentes. Y, como también soy la productora, ha sido un trabajo muy colaborativo”.
Sus próximas películas son The Glorias: A Life on the Road, un biopic sobre el icono feminista Gloria Steinem que ha dirigido Julie Taymor, y el thriller The Woman in the Window, en la que tiene como compañeros de reparto a Amy Adams y Gary Oldman.

La sofisticada pelirroja de cutis de nácar sigue siendo un valor seguro en el cine actual.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú