Robert F. Kennedy Jr., “Esta es una guerra …y necesitamos un ejército”

No todos los días visita Tenerife uno de los abogados y activistas medioambientales más trabajadores e inspiradores del mundo. Y si, además, estamos hablando del hijo y sobrino de los difuntos Bobby Kennedy y JFK, la ocasión es todavía más importante.

¿Qué opinas de la gran cantidad de movimientos ambientales liderados por jóvenes que están teniendo lugar en la actualidad?

Son sumamente importantes. Nuestra generación ha fallado a la generación más joven y están teniendo que vivir con nuestros errores, falta de visión y egoísmo. La desobediencia civil es la única vía.

La posición de Trump sobre el clima ha sido desastrosa, revirtiendo muchas leyes de protección. ¿Qué importancia tiene que varios estados hayan recuperado su poder y vayan en su contra?

El gobierno federal ha estado paralizado durante una década en los EE.UU. El verdadero liderazgo realmente viene de los estados. Eso es muy importante. El estado de California es la quinta economía más grande del mundo. Si su gobierno decide que quiere automóviles con una economía de combustible de 3 L/100 Km, cambiará todos los protocolos de fabricación de los EE. UU.

Y precisamente California es una de las regiones del mundo más afectadas por el cambio climático, ¿no?

Absolutamente. Yo mismo he sido evacuado dos veces en los dos últimos años debido a los incendios. En el lado opuesto del país, Cape Cod, hay una casa de verano que mi familia tiene desde hace generaciones. Por segundo año consecutivo, el muelle fue destruido por una tormenta el mismo día que fui desalojado en California.

Me resulta difícil imaginar a personas diciendo que el cambio climático no está sucediendo. Ni siquiera tienes que leer los datos científicos, solo hay que mirar a tu alrededor.

¿De dónde crees que viene la negación?

De la publicidad: las industrias han gastado medio billón de dólares en la última década para crear falsos comités de expertos, ciencia y periodismo fantasma, y la publicidad funciona; por eso es una industria de 200.000 MUSD. Goebbels dijo que la mejor forma de manipular a una población es usar “la gran mentira”. Cuanto más grande es la mentira, mejor funciona, solo tienes que seguir repitiéndola.

Obviamente, las acciones individuales son importantes, pero ¿cuánto esfuerzo debería hacerse nivel institucional?

Las leyes necesitan ser modificadas. Siempre digo que es más importante cambiar un político que una bombilla. El comportamiento humano no se modifica a gran escala por la persuasión moral, solo alrededor del 8% cambiará sus elecciones por razones morales. Hay que racionalizar el mercado para promover el bien público. El capitalismo de libre mercado es el motor económico más poderoso jamás inventado, pero debe ser utilizado para fines sociales, de lo contrario nos llevará por el camino de la plutocracia y la destrucción del medio ambiente.

Lo que necesitamos es un mercado diseñado para hacer lo que se supone que debe hacer, que es recompensar el buen comportamiento y la eficiencia a la vez que castiga el mal comportamiento, el desperdicio y la contaminación. Y debemos asegurarnos de que todos estén pagando el VERDADERO coste de llevar su producto al mercado. Si esto lo hiciera una empresa de carbón, estaríamos pagando 45 cent. por kW en lugar de 9 cent. y nadie lo compraría.

El mercado necesita enviar señales adecuadas, poniendo fin a los subsidios. Las industrias del carbón y el petróleo no sobrevivirían un solo día sin los subsidios que reciben. En EE.UU. otorgamos 669.000 MUSD en subsidios al petróleo y al carbón al año, diez veces más de lo que gastamos en educación y más de lo que gastamos en nuestras fuerzas armadas.

¿Cuál de los candidatos demócratas del 2020 cree que sería más beneficioso para el medio ambiente?

Cualquiera es mejor que Trump. Todos van a hacer lo correcto con el medio ambiente, todos han respaldado el Green New Deal. Mis hijos están trabajando para Pete Buttigieg, mi sobrino Joe está trabajando para Elizabeth Warren, algunos de mis hermanos están trabajando para Biden.

El mayor problema en los Estados Unidos es que ya no tenemos una democracia funcional. Nuestra democracia está en venta al mejor postor. Los datos demuestran que en más del 90% de las elecciones celebradas en las últimas tres décadas, ha ganado el candidato con más dinero.

Teníamos reglas para asegurarnos de que esto no sucediera: en 1908, promulgamos una ley que prohibía a las corporaciones dar dinero a los candidatos federales. En 2008, la Corte Suprema la anuló, así que el dinero entró como un tsunami y ahora estamos pagando 3.000 MUSD para las elecciones.

En Canarias tenemos todo lo que necesario para ser autosuficientes energéticamente, pero no lo somos. Incluso se habla introducir el gas como Plan B, en lugar de renovables. ¿De dónde crees que viene esta reticencia?

¡Pues hay personas en algún sitio que están ganando mucho dinero! y los que ganan dinero con los combustibles fósiles tienen un tremendo poder político. Es muy factible hacer que Tenerife se alimente al 100% de energía renovable. Una buena política ambiental es una buena política económica en el 100% de los casos.

¿Diría que la revolución verde es ya imparable?

Estamos viendo la transición; el 63% de la nueva energía construida el año pasado fue renovable. Si nos fijamos en los cuatro grandes mercados; Alemania, EE.UU., India y China, las compañías eliminaron el año pasado 36 TW de energía basada en carbón y agregaron 30 millones de TW de energía renovable. Ya hemos pasado el punto de inflexión. Ya hemos reducido un 80% el precio de la energía solar en los últimos cinco años. La pregunta es: ¿está sucediendo lo suficientemente rápido como para salvar el planeta?

¿Qué le aconsejas a las personas que están intentando marcar la diferencia?

Involucrarse en política: salir, protestar, organizar tu propia comunidad. Sé valiente. Y ten mucho, mucho cuidado con tu poder adquisitivo. ¿Estás apoyando a las empresas adecuadas?

Esta es una guerra, con un enemigo que pondrá sus intereses financieros a corto plazo por encima de la supervivencia de la humanidad. Y necesitamos un ejército de personas que se pongan de pie y digan “ya no vamos a soportar eso”.

 

*Sólo cuatro días después de esta entrevista, Robert fue arrestado en Capitol Hill protestando junto a la actriz Jane Fonda. Este es un hombre que practica lo que predica, día tras día.

¡Suscríbete!
Recibe nuestra Newsletter

La revista premium para gente como tú